Crea tu propia nube. Mi plan de copias de seguridad II. Definiendo el origen de las copias.

Con esta segunda entrega de “Crea tu propia nube. Mi plan de copias de seguridad” vamos a profundizar en un tema peliagudo, definir el nexo de unión de todos las copias de seguridad, la raiz de la nube.

Definiendo el punto cero

En mi caso está claro, tengo un equipo en casa desde donde se replica toda la información. A partir de ahora voy a llamar a este equipo CASA.

El proceso es muy simple, si por ejemplo tengo un portátil con el que estoy trabajando y modifico algún archivo susceptible de respaldar, está claro que tengo que hacerlo en CASA, de modo que el archivo en cuestión se halle actualizado en ambos sitios.

¿Que pasa si tengo dos portátiles?, pues que tendré que comparar el contenido del segundo portátil con CASA para tener todos los datos actualizados antes de empezar a trabajar.

¿Y que pasa si para cada dispositivo tengo discos duros externos o pendrives? Muy fácil, si tengo esto utilizaré algún metodo de sincronización con la copia local de modo que al detectarse cambios sincronice con CASA.

La teoría es simple ¿verdad?, pues con lo que os pretendo explicar espero que la práctica sea aún mas simple.

El punto más importante, que es el que voy a tratar en esta entrega es cómo crear un punto central de copia, es decir, vamos a crear nuestra nube.

Pensando el método a seguir para montar la nube

Os voy a contar varias opciones según las condiciones iniciales de las que partimos, para empezar voy a dar por hecho ciertos puntos:

  • Damos por hecho que disponemos de una conexión de internet a la que está conectada CASA.
  • Vamos a suponer que queremos montar la nube en base a un protocolo de comunicaciones en concreto, que puede ser WebDav, FTP, SFTP o cualquier otro. Aquí, por simplicidad, vamos a trabajar con FTP, es decir, trabajaremos con el puerto 21.
  • Doy por hecho que sabemos direccionar puertos del router o módem del que disponemos para conectarnos a internet. Si no sabéis os recomiendo que visitéis http://www.adslayuda.com, una estupenda web en la que podréis encontrar todo tipo de información relacionada con vuestra conexión a internet. Tened en cuenta que CASA tendrá desactivado el DHCP y configurada una IP fija para tener acceso a el mismo dentro de la red local de una forma cómoda.

Tenemos IP fija, el caso más simple

En este caso lo importante es poder direccionar los puertos que nos interesen a CASA. Como comentaba antes, el puerto que tenemos que direccionar es el 21 a la ip que tengamos configurada para CASA y tener activo el servicio FTP en CASA.

Equipo Windows

Filezilla
Supongamos que tenemos un equipo Windows, para instalar el servidor FTP podremos utilizar por ejemplo Filezilla FTP Server, en el que configuraremos el o los directorios que queramos meter en el FTP y el o los usuarios que tendrán acceso a los mismos, así como el tipo de acceso, ya sea de sólo lectura, lectura y escritura o lo que sea.

Equipo Mac

Compartir en Snow Leopard

Si lo que tenemos es un equipo con Mac Os X, si la versión es la 10.6.x, es decir, Snow Leopard, el servicio FTP se configura desde el menú de Compartir, como veis en la imagen anterior.

En el caso de tener OSX Lion, la 10.7.x, podéis ver como activar el servicio FTP en esta entrada y configurarlo en esta otra.

Equipo Linux

Para un equipo linux existen muchas formas de configurar el servidor FTP. El más común es Pure-FTPd, un servidor repleto de opciones.

Disco duro

Si lo que tenemos es un Disco Duro con conexión de red y servicio FTP, pues habrá que configurarlo para decir que compartir. Cada disco se configura de una manera y tiene muchas formas de compartir, no sólo FTP.

Tenemos IP dinámica, el más común de los casos

DynDNS

En este caso tiraremos de un servicio gratuito llamado DynDNS, que configuraremos en la web creando un nombre que por ejemplo será CASA.dyndns.org (dudo que esté libre).

¿Que conseguimos con esto? pues asociar la ip dinámica de nuesto equipo a un nombre en la web: ftp://CASA.dyndns.org. Para conseguir esto, habrá que descargar en el equipo Windows, linux o Mac la aplicación que enviará a dyndns, mediante nuestro usuario y contraseña, la dirección IP para que la asocie al nombre cada vez que la IP cambie, ya sea porque se apague el router o por la razón que sea. Esta aplicación la encontraréis en la propia web de DynDNS.

En el caso del disco duro con servicio FTP, normalmente viene una forma de configurar este servicio dentro del menú de configuración del sistema.

En algunos modems router, de hecho en casi todos, se puede configurar el servicio DynDNS para no tener que instalar el programa en el equipo en cuestión, en el caso de ser Windows, Mac o Linux.

¿Que hemos conseguido hasta ahora?

Pues hemos conseguido acceder desde internet a nuestra nube a través del nombre CASA.dyndns.org

Nos vemos en la próxima entrega de Crea tu propia nube.

Artículos de la serie:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.