Publicada en

Hoteles con conexión a internet

icono WiFi

Usuarios conectados

Los usuarios de dispositivos móviles hemos experimentado el verdadero terror al llegar a un hotel. Hotel que cobra como si estuviera en la Quinta Avenida, pero que trata al viajero tecnológico como si estuviera en un planeta enano llamado Plutón. La mayoría de clientes llevamos al menos smartphone, y la conexión WiFi se convierte en un refugio. Desde el hotel podemos subir esas fotos que hemos hecho, o comunicarnos con la familia via Skype, FaceTime o similar. Disponer de una buena conexión en este sentido es tan importante como esos detalles que marcan la diferencia entre un hotel pasable y uno recomendable.

Un hotel no debería limitar el uso habitual de los usuarios de smartphones, máxime cuando se han convertido en el dispositivo principal de conexión a internet. Trabajar, buscar restaurantes, monumentos, tiendas, consultar (y redactar) reseñas, etc., se ha convertido en actividad habitual de los viajeros.

Si además hablamos de hoteles en el extranjero, evitar el coste del roaming es una prioridad.

 

Hoteles con conexión

 

Familias conectadas

Las familias, y más cuando hay niños pequeños son, como en otras ocasiones, generadoras de ingresos. A falta de una estadística oficial, me baso en la experiencia de haber visto llenas de familias con niños las mesas de los buffets en desayuno, almuerzo y cena.

Cuando los niños no comen no valen excusas, no me vengas ahora con el tópico de los padres irresponsables que dejan el móvil a los niños. Tengo claro qué tiempo y contenido les dejo disfrutar, y con qué opciones. Así que si les quiero poner sus contenidos, y más disponiendo como ahora de Netflix y HBO, necesito WiFi. Sí, es cierto que Netflix permite ahora descargar ciertos contenidos a nuestro dispositivos, pero ciertos no son todos.

 

Hoteles con conexión

En el transcurso de varios años de viajes he encontrado diversas opciones para conectarme. Me gustaría que tuvieras en cuenta esta lista antes de elegir hotel, porque disponer de una buena conexión es importante:

  • WiFi gratis en el vestíbulo. Muy habitual encontrarse esta situación, en la que apenas llega a las habitaciones o no lo hace. El hall suele estar lleno de gente conectada y la intimidad es nula dependiendo del trabajo o si quieres ver contenido online. A veces la cobertura llega a ciertas habitaciones y si tienes suerte puedes conectarte. En el resto es de pago o directamente no hay.
  • Conexión de pago por día. Aún hay hoteles que cobran por la conexión WiFi, y no precisamente poco. Si te intentas conectar aparece una web donde se te informa del coste y te permite contratar la tarifa correspondiente. Algunos hoteles con conexión de pago, sin embargo, la ofrecen gratis en el vestíbulo.
  • Red de cable. Hay hoteles donde el WiFi no llega a todas las habitaciones, pero éstas cuentan con una base RJ45. El problema no es el cable, ya que suelen tenerlo, sino que los dispositivos móviles se quedan fuera. Hay soluciones para ello, pero las tienes que poner tú. Puedes compartir la red desde un portátil o llevar algo similar al Airport Express de Apple.
  • Vouchers. Los vouchers o vales son códigos que te dan en recepción para que conectes un sólo aparato a la conexión WiFi. Hay hoteles en los que hay límite de aparatos y otros en los que no.
  • Cuotas de conexión. En ciertos hoteles te permiten conectarte con un porcentaje del ancho de banda total. Si la conexión no es rápida o hay muchos usuarios esto es desesperante para entrar a una web.
  • Conexión dedicada de alta velocidad. No es lo habitual, pero algún hotel me he encontrado con una conexión de cable de 100 Mb/s y WiFi de 20 Mb/s en cada habitación.

 

Habrá más variedades, en función de la categoría del hotel, y de sus circunstancias. Una curiosidad: a veces ocurre que encuentras una muy buena conexión en un hotel modesto. Por el contrario, algunos hoteles de mayor categoría limitan la conexión de aparatos, ya sea mediante precio o capacidades.

 

Conclusión

Tanto si vas a trabajar como si el viaje es turístico conviene informarse antes de la disponibilidad de conexión, alcance y precios. Que luego vienen los llantos. Los de los niños a la hora de comer y los tuyos por no haberlo previsto. Y por supuesto, si sabes lo importante que es disponer de una buena conexión, coméntalo en tu hotel y deja reseñas en tantas redes como puedas.

 

Un comentario en “Hoteles con conexión a internet

  1. Ya estamos acostumbrados a tener Wifi en casa y nos parece que es lo habitual pero la realidad es otra. En casa habrá 10 dispositicos conectados a la red (entre móviles, tablets, televisores, etc) y no se utitlizan todos a la vez, y asumimos que en el extremo más alejado del router de nuestro operador no llega la Wifi y hay que montar repetidores/PLC/etc.
    En cambio esperamos llegar a un hotel y que haya buena cobertura Wifi en cualquier punto de nuestra habitación, cualquiera de las 130 del hotel, en cualquier momento y con una capacidad de línea tla que podamos ver video en streaming sin cortes (nosotros y los otros 80 usuarios que estarán conectados de forma simultánea).
    Los hoteleros son eso, hoteleros. No son especialistas en redes y si tienen que montar un sistema Wifi que cubra todo su hotel: X plantas, con Y habitaciones por planta; una ocupación del % con habitaciones familiares (donde habrá más niós, ergo más tablets); donde todos los usuarios se coenctarán a la misma hora (primera de la mañana y tarde/noche), lo que implica una capacidad de ancho de banda importante; donde muy probablemente se necesite realizar obra física (cableado, etc.) para dar ese servicio; que las zonas turísticas no suelen ser el cetnro de la ciudad, lo cual implica que están alejadas de las centrales de conexión, ergo las línea suelen ser las que son; y ¡todo ello gratis!

    Yo conozco proyectos para hoteles de grandes empresas españolas que no tienen Wifi que no se han realizado por imposibilidad física (no llega más que un ADSL de 2Mbps para +250 habitaciones); otros que se han cancalado porque la inversión en cableado es bestial (+ 2 millones de €); o que al estar en edificios históricos protegidos simplemente no les autorizan las obras necesarias. No todo es tan sencillo como en nuestra casa: un router, un repetidor o PLC y ¡a correr!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *