Publicado el Deja un comentario

Pierde el miedo y la incertidumbre, monta tu empresa paso a paso, la Guía del Emprendedor te lleva de la mano.

Guía del emprendedor

La Guía del Emprendedor, aunque no lo creas, está hecha para ti, en serio. ¿No te lo crees? ¡Déjame convencerte!

Guía del emprendedor

Todos tenemos cierto espíritu emprendedor, todos tenemos esa idea que no nos atrevemos a llevar a cabo, por multitud de razones.

¿Sabes cómo se suele llamar a la mayor parte de esas ideas? pues ideas de carajillo, je je, aquellas ideas que se cuentan en las reuniones de amigos, mientras tomas una copa.

Es curioso el efecto desinhibidor del entorno de una conversación en confianza y del alcohol ¿por qué no decirlo?, cuando no nos jugamos nada nos atrevemos con todo, pero cuando hay que enfrentarse a la incertidumbre del camino a seguir nos invade el miedo de un montón de elementos disuasorios:

  • La cuota de autónomo
  • Los impuestos a pagar
  • La gestión administrativa
  • El miedo a no ingresar suficiente para llegar a pagar todo y conseguir un sueldo

Esos miedos nos frenan y nos convencemos de que lo mejor es trabajar por cuenta ajena, algo que da más estabilidad, más seguridad… Os voy a contar un secreto es mentira.

La paradoja de esto es que todo el mundo lo ve claro, pero lo que está totalmente claro es que cuando eres autónomo tienes muchos clientes, si pierdes uno, perderás parte de tus ingresos, simplemente tendrás que reinventarte y buscar cómo rellenar el hueco que ha dejado ese cliente.

Cuando se da la condición de trabajar por cuenta ajena, no os equivoquéis, también sois empresarios, ciegos, pero empresarios, porque trabajáis para un sólo cliente, si perdéis ese cliente, os quedáis sin nada, arruinados.

La realidad es que el miedo, la parálisis y todas las dificultades que os queráis inventar, llevan a otorgar la responsabilidad de la falta de iniciativa en los emprendedores que si que han decidido luchar por horadar el camino, es algo obtuso y egoista al mismo tiempo.

Pues te voy a contar una cosa, te entiendo, yo también soy un cobarde, no conozco el camino…

La Guía del Emprendedor

Todo esto lo detectaron unos locos empresarios y a la cabeza de Joan Boluda (Director de la plataforma de cursos boluda.com) decidieron explicar paso a paso cómo llegar a ser empresarios sin morir en el intento, desde la captación de la idea, su concepción, análisis de si somos capaces de llevarla a cabo y el proceso completo, pagina a página, una maravilla inexistente que deberías tener.

Guía del emprendedor

En este vídeo podéis haceros una idea del concepto de la Guía del Emprendedor:

¿Quieres una Guía del Emprendedor?

Es fácil, sólo tienes que ir a https://boluda.com/guia y reservar la vuestra, en el momento de la publicación de este artículo ya son ¡739 mecenas! los que han confiado en este proyecto y lo han hecho posible.

Puedo decir con orgullo que he sido uno de ellos, por tan solo 26€ tengo un paso a paso para llevar a buen puerto la idea para cambiar mi vida… me parece algo casi gracioso.

Publicado el 3 comentarios

Usa tu iMac como monitor, HDMI a Mini DisplayPort

Conector Mini DisplayPort de un iMac 27 pulgadas de 2009

Mini DisplayPort, antecedentes

Bien es sabido (por algunos) que algunos iMac admiten salida de audio/vídeo a través de conector Mini DisplayPort. Otros modelos más modernos lo hacen a través de Thunderbolt.

Lo que algunos no sabían es que varios modelos de iMac de 27″ admiten también entrada de audio/vídeo a través del mismo conector.

Modelos de iMac que pueden usar la modalidad pantalla de destino
Modelos de iMac que pueden usar la modalidad pantalla de destino

Malsanas intenciones

Llevo desde que adquirí mi iMac 27″ (2009) queriendo usarlo como monitor con diferentes fines, pero después de buscar no me dio la impresión de que las opciones aprovecharan bien la pantalla con resolución de 2560×1440 pixeles. Mi intención era convertir alguna consola con salida HDMI a Mini DisplayPort y evitar así comprar un HDTV o un monitor.

Al parecer no es lo mismo pasar de HDMI a Mini DisplayPort que al revés, y los adaptadores a tal efecto eran más caros y voluminosos. La solución que encontré por aquellos años y que me daba mejores vibraciones era el Kanex XD, un adaptador pensado precisamente para lo que yo quería, pero el precio de más de 100€ me echaba un poco para atrás. Más aún si tenemos en cuenta que no iba a poder conseguir más que 720p, y no estaba dispuesto a renunciar a jugar al menos en 1080p, que para eso el monitor superaba esa resolución máxima.

 

El trasteo, fuente del mal y de las compras

Pues los tiempos cambian, dejé de buscar y me compré un HDTV. Luego pasa que tienes hijos y, quien más quien menos continúa jugando, y yo no lo hice. Así que estas ideas se fueron para no volv…¡espera!…

Años más tarde adquirí una Raspberry Pi 3 muy completa, con la que trasteo de vez en cuando. La uso para probar e instalar alguna distro de GNU/Linux, y tiene salida HDMI. Como ya no tengo el HDTV, la conecté a un monitor de 19″, pero dejaba poco sitio en el escritorio.

Dejé de usar la Raspberry a menudo porque no tenía donde ver el contenido, así que le instalé una distribución que la convierte en consola retro y le instalé unos cuantos juegos, todo esto desde el HDTV de la sala de estar, y así los domingos podía echar unas partidas o que mi hijo probara juegos antiguos de Nintendo y tal.

En la sala de estar es donde hacemos vida y no quiero monopolizar el TV haciendo pruebas, además de que mi teclado y ratón tienen cable y no es muy cómodo estar de pie. Así que resolví buscar de nuevo adaptadores o soluciones de algún tipo para usar el iMac como monitor de la RPi, y algo encontré.

Conector HDMI en Raspberry Pi
Vista esquematizada de una placa Raspberry Pi

HDMI a Mini DisplayPort. Resolución 720p.

Esta solución consta en realidad de dos artículos: el adaptador propiamente dicho y un cable. La Raspberry Pi posee una salida HDMI de audio/vídeo y necesito convertirla en Mini DisplayPort. El adaptador Ugreen consigue convertir HDMI en DisplayPort, y el segundo artículo es un cable DisplayPort (macho) a Mini DisplayPort (macho). Dicho esto lo probé con una distribución de GNU/Linux Ubuntu Mate, disponible para Raspberry AQUI.

Si bien el resultado fue inmediato, se tornó agridulce en pocos minutos. La imagen efectivamente se mostraba en la pantalla del iMac, aunque con unos bordes negros y con una resolución que pixelaba levemente toda la imagen. El contorno negro fue fácil de solucionar mediante ajustes en Ubuntu Mate, y pude aprovechar toda la pantalla. Sin embargo una mayor resolución que 720p es algo que no voy a poder  conseguir aunque quiera…

Al parecer no es un defecto ni una insuficiencia del adaptador o del cable. El estándar DisplayPort admite en su versión 1.2 resoluciones muy altas con sonido y datos. Concretamente el adaptador Ugreen promete  resoluciones de hasta 2K y 4K según el monitor. El iMac, por otro lado, sólo admite 720p y 1440p, ésta última no soportada por la Raspberry Pi 3.

Adaptador HDMI a DisplayPort
Adaptador Ugreen de HDMI a DisplayPort

Conclusión

Por todo esto, he estado a punto de devolver el invento, ya que no puedo obtener mejor calidad de vídeo. Sin embargo me lo he quedado porque por unos 35€ tengo un monitor para probar cosas en la Raspberry Pi. No importa que que los menús sean grandes (hay detalles que pueden modificarse) ya que al menos puedo verlos.

Además ahora podría conectar una consola o cualquier otra fuente de vídeo HDMI al iMac.

Los enlaces os llevarán a los artículos mediante el Programa de afiliados de Amazon a Enteratec.